Botox en tercio superior de la cara – Alicante

El tratamiento con Botox o Toxina Botulínica tipo A es utilizado en Medicina Estética para eliminar o atenuar las arrugas de la frente, el entrecejo y patas de gallos, también es utilizado como tratamiento preventivo para la aparición de futuras arrugas de expresión, así como para el rejuvenecimiento facial.

El tratamiento se realiza mediante la inyección de Toxina Botulínica tipo A, con una aguja muy fina, intramuscular; con el objetivo de paralizar los músculos, para dejarlos estirados y de esta forma eliminar la arruga. Los músculos que se tratan con más frecuencia son el frontal, los de la región lateral del orbicular de los párpados (patas de gallos), el corrugador y el procerus que son los intervienen en la contracción interciliar que es justamente el que le da el aspecto ceñudo de la frente.

Se suele hacer siempre una revisión a los 15 días del tratamiento para descartar asimetrías o algún efecto no deseado.

Es recomendable volver a hacer el tratamiento entre los 4 y 6 meses después de la primera sesión, aunque después de realizarlo varias veces y adoptar nuevos hábitos de relajación de los músculos, las sesiones serán más duraderas, sobre los 6 a 8 meses, dependiendo de la necesidad y gesticulación de cada paciente.

Menú
Abrir chat