Aumento de labios con Ácido Hialurónico

Con el paso de los años los labios se deshidratan y pierden volumen, haciéndose más finos y/o con grietas. El objetivo de este procedimiento es justamente mejorar la hidratación y la definición de los labios y con ello rejuvenecer la expresión del rostro.

El aumento de labios con Ácido Hialurónico es una técnica que permite realizar rellenos seguros pero temporales, puesto que es reabsorbido por el organismo al pasar el tiempo, por lo general de 12 – 18 meses.

El procedimiento se realiza colocando el Ácido Hialurónico con cánula o aguja fina, creando una estructura que da soporte y volumen a los labios, dándoles una mejor nutrición e hidratación.

Debido a las propiedades que el Ácido Hialurónico presenta para absorber el agua, podemos afirmar que es la sustancia ideal, ya que permite la hidratación diaria de los labios, mejorando así la vitalidad además de fortalecer los tejidos y la generación de colágeno.

Los resultados con este tipo de tratamiento suelen resultar en un acabado natural, aunque dependiendo de cada paciente se puede hidratar los labios y conseguir hacerlos más atractivos; se pueden perfilar los labios y con ello redefinir la zona externa de la línea labial, logrando marcar el Arco de Cupido y el filtro y además se puede aumentar los labios, para darle más volumen. En el tratamiento se pueden combinar las tres técnicas y se pueden corregir asimetrías, pero siempre partiendo del principio de que depende de la necesidad y gusto de cada paciente.

Generalmente cuando se realiza el primer aumento de labios con Ácido Hialurónico logramos reforzar la hidratación y definición labial y en una segunda etapa logramos aumentar o dar volumen al mismo, dependiendo de las necesidades de cada paciente. Por lo general no se aconseja añadir más de 1 ml en una sesión, dado que nuestros labios necesitan tiempo para adaptarse al nuevo volumen.

Como el tratamiento es ambulatorio, no afecta la vida laboral ni particular del paciente, apenas dependiendo de la sensibilidad de cada paciente puede aplicarse alguna crema anestésica para reducir la sensibilidad.

El día posterior al tratamiento, algunos pacientes pueden presentar una ligera inflamación, que no debe afectar su día, pero se deben tomar algunas pequeñas precauciones que serán explicadas por el especialista en la consulta.

Menú
Abrir chat